Ejemplos de realidad aumentada web (WebAR) para packaging: botellas de vino, latas o envases

Uno de los usos más extendidos de la realidad aumentada, dentro del mundo del marketing o publicidad, es sin duda la creación de contenidos para el packaging de productos. Con esta tecnología se permite crear un nuevo canal de interacción entre el consumidor y la marca. Se relaciona así la imagen física del envase, con innumerables posibles experiencias de realidad aumentada. 

Desde la creación de juegos interactivos, información relevante como aspectos nutricionales, asociación de vídeos comerciales, o la explicación del proceso de fabricación, con una divertida escena animada. Cualquier excusa es buena para dar vida al objeto inanimado que tenemos delante.

En el caso de las botellas de vino, o un paquete de cereales, resulta especialmente interesante. Son envases con un ciclo de vida más larga que otros productos, y al consumirlos, interactuamos a menudo con el envase: la botella de vino, la caja de cartón. Es por ello que resultan ejemplos muy claros donde se puede aprovechar dicho ciclo de vida, y aportar información para el consumidor. Esto, además de generar un valor para los compradores, genera un valor para la marca: imagen y relevancia, engagement, medición de estadísticas, información cruzada y ofertas relacionadas, capacidad de prospección, etc.

La ventaja de la realidad aumentada web o webAR para packaging

La realidad aumentada en navegadores web, o webAR, es la evolución de esta tecnología hacia un uso mucho más extendido, principalmente en sectores como el marketing o la publicidad. Hoy en día todos tenemos un teléfono móvil en nuestro bolsillo, y en esos teléfonos siempre viene incluido al menos un navegador web. Gracias a la webAR se consigue por tanto que el usuario no deba descargarse una app específica para cada posible experiencia que quiera consumir, ya que para ello tiene el navegador: Chrome, Safari.

Esto junto con la expansión del uso de los códigos QR, a causa de la era Covid, hace que la cámara del teléfono se convierta en una herramienta esencial: detecto un QR, me lleva a una página web, en esa página tengo una experiencia de realidad aumentada que consumo a través de la cámara.

Experiencia de webar lanzada con un QR estampado en el paquete del producto

Este aumento de la facilidad de uso y la accesibilidad de la tecnología, no hacen sino promover que se comparta su contenido. Lo mismo que ocurre hoy en día con las redes sociales, irá ocurriendo en un futuro con este tipo de experiencias enriquecedoras. De hecho, las propias redes comienzan a incluir este tipo de experiencias, poco a poco, en sus dinámicas.

Enriquecer la experiencia: estadísticas, gamificación, efecto wow

El uso de este tipo de tecnología en un sector como el marketing o las ventas, por sí solo no tiene un valor crucial para el cliente final. Es cierto que se genera un efecto wow, o mejora de imagen de marca, que está directamente relacionado con la calidad de la experiencia. No es lo mismo ofrecer información poco útil para el usuario final, que mostrarle una animación muy elaborada que le enriquezca. Pero además del propio efecto de marca, se pueden incluir otros elementos en la experiencia que son muy interesantes para el fabricante.

Metricas Onirix Studio. CMS de realidad aumentada

Por un lado se pueden realizar mediciones y estadísticas del uso de la experiencia, y por tanto, generar una trazabilidad de cuántas personas interactúan con el producto. De esto se puede obtener información muy interesante: perfil de los compradores, en qué zona gusta más un producto concreto, qué partes de la campaña tienen más tracción. Estas mediciones aportan información que ayudará a tomar mejores decisiones en el futuro.

También se pueden añadir procesos de gamificación o fidelización. Aportando una pequeña dinámica interactiva, sobre el propio producto, se pueden generar acciones que promuevan varios aspectos esenciales: mejor relación del cliente con el producto, invitación a compartir la marca, fidelización a través de puntos o premios. 

Además estas dinámicas se pueden relacionar con otra información interesante, como localizaciones de establecimientos. Con esto, por tanto, se logra un objetivo más, que es dirigir a la audiencia a determinados lugares en determinados momentos, o relacionar el producto con otros productos similares u ofertas. Esto es una labor que puede potenciar de manera considerable la venta cruzada, tanto de productos, como de establecimientos.

Cómo diseñar, validar, compartir y customizar la experiencia

Gracias a nuestra plataforma de edición y gestión de contenidos, Onirix Studio, cualquier persona puede crear una experiencia de realidad aumentada de maner sencilla. Simplemente sería tomar una fotografía del packaging sobre el que se desea colocar la información aumentada, y añadir los elementos que se van a mostrar: un vídeo, un objeto 3D animado, información de interés, enlaces…

Además, con el módulo de webAR se puede compartir dicha experiencia de una manera rápida. Simplemente se publica el proyecto, y mediante un código QR, o un enlace web, cualquier persona podrá consumir la misma experiencia sobre el producto en cuestión. Esta parte es ideal para realizar una demo, y validar un posible proyecto, internamente, con un cliente, etc.

Después de ello, cuando se desea adaptar la experiencia a la marca del cliente final, es cuando llega el turno de la personalización. Con Onirix se pueden crear experiencias adaptadas al branding del cliente. Para ello se proporciona de un sistema que permite modificar el aspecto general de la experiencia, simplemente incrustando la parte web que corresponde a la realidad aumentada, dentro de cualquier página web. Esto es lo que llamamos dominios personalizados. Viene a ser crear una página web específica para una campaña, incrustando en ella el visor de realidad aumentada de Onirix. En esta página explicamos esto con mucho más detalle.

Chief Creative Officer at Onirix Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *